Elaboración artesanal

La elaboración casera de la zambomba va dejando paso a la comercializada, donde la pieza de cerámica se realiza específicamente para ser tambor de fricción. Se establece un proceso en el que intervienen distintos artesanos: alfarero, pellejero y zambombero. Este articula la actividad entre ellos: encarga al alfarero, con varios meses de antelación, las piezas de barro que va a necesitar y comprar las pieles ya secas, por fardos, al pellejero. Las cañas o carrizos las recogen directamente en lugares húmedos.

La actividad del zambombero se realiza dentro del marco familiar, comenzando en el mes de octubre y finalizando con las fiestas navideñas. Estas tareas las comparte con otros trabajos que lleva a cabo a lo largo del año. La comercialización la lleva a cabo el zambombero, bien directamente: encargándose los miembros de la familia en puestos ambulantes, bien indirectamente: a través de venta ambulante o fija. La venta en la calle se realiza normalmente en mercadillos y del 20 al 24 de diciembre.

[seguir leyendo]